Baracoa rumbo al 510 Aniversario

  Aniversario 510 de la fundación de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa 1511-2021

Eres tú: el Toa

24/05/2021 14:10 RadioBaracoa 889
Votos: (1)

"Eres tú quien persiste en que desafíe los hechizos que te escoltan, en que te saque de las anotaciones… Ahora que estoy lejos, amorosa vidente, te busco y te descubro mezclado en cualquier mar".

Como susurro, arrullo o torrente, el Toa es el Toa y hay que exaltarlo. Carmen Serrano lo poetiza. Hay quien aclama.


EN CUALQUIER MAR

                            Al baracoense río Toa, el más caudaloso de Cuba.


No, no es este río ni aquel otro: eres tú.

Eres tú quien persiste en que desafíe los hechizos que te escoltan,

en que te saque de las anotaciones. Confías en mis fuerzas

para describir el parto de la tierra que estalló en una montaña diferente,

donde en medio del calor de la forja un yunque se llenó de ramajes,

o que hable de la sacudida de la sexualidad vegetal

que hizo brotar a tu alrededor una flora y una fauna

que rompió toda regla.
 

O quizás quieres que cuente como fue que el sol y la lluvia colorearon la flora

o cómo el verde pudo robarle brillo a los cristales del alba

para mantenerte lozana.
 

Algún día observé cómo floreció el aire y distribuyó pétalos

que aún te siguen cayendo desde el cielo,

de ese cielo que persiste en flotar sobre tus aguas.
 

Difícil es tratar de intuir tus leyendas;

decir que pernoctas en una región de pájaros y plantas fabulosas,

una región donde las palabras se esfumaban

sin lograr definir las sorpresas que iban aconteciendo.

Por eso a tu alrededor aparecieron “Las cinco mentiras”,

pero a ti nadie pretendió inventarte alguna.
 

Tú ostentas la corona de oro de un caudal, limpio, majestuoso.
 

Te veo viajar curvando cerros desde Nipe,

lamiendo y dando brillo a cada roca con tu musgo

y luego decidir quedarte en este sitio para servir de espejo

a la coquetería de sus montañas y paisajes.

Desde entonces las ninfas vinieron de noche

a bañarse desnudas en tus riberas,

y es por eso que cuando amanece algunas luminarias,

de las que bajaron a jugar con ellas no volvieron al cielo,

ese que les manda solecitos especiales.
 

Sabes que aquel navegante fue estímulo para arrasar

a los primeros consumidores de tus peces, de tus teties,

y que después de declarar que la bendecida por tus aguas,

era “La tierra más fermosa…”,

empezó la agonía con sus armas de muerte,

y que el cacique Hatuey lanzó su voz de azote para detenerla,

y el humo de su cuerpo aún se mantiene en el aire.

El invasor logró llenarte de sangre las orillas y ya no hubo más paz.

El tiempo no ha podido limpiarte aquella sangre

que no quieres mostrar, que la tienes guardada

entre las piedras del fondo.
 

El Paraíso tiene residencias en la tierra,

y las ha colocado como cascadas, rodando hasta tu pecho;

en ellas los diamantes más puros irisan.

Navego hasta dónde están esas cascadas

aunque me encuentre en cualquier esquina de este mundo;

ellas juegan a esconderse, distraen a tus duendes

y le hurtan el respiro a los paseantes.
 

Tu vigor de joven río se volvió anciano dócil

cuando fue imprescindible que te llenaran de balsas el pecho.

Te encrespas tiernamente 

cuando recibes mensajes con suspiros de amor,

desde pequeñas lanchas

que navegan y te echan a volar zunzunes de alegrías.
 

Es terrible el rugido que te despiertan las fieras

de algunas estaciones,

quién sabe si para soltarte la rabia de lo que no entendemos.

Es el momento en que las aves huyen despavoridas,

y es el caos, el mismo que ahora

atrajo semejantes: amigos que te elogian,

y te dejaste injertar la gran muralla-puente

que deja correr tus aguas cuando se desesperan.
 

Ya los tibaracones te regalan la apertura de sus puertas.

Ahora vas buscando el mar,

y para hacerle crecer la envidia a la belleza,

desembocas en el delta donde te espera otro paraíso,

de aves y vida acuática, que permite descubrir

la existencia de un creador de la armonía.
 

Te saludo río Toa de la tierra más bella.

Ahora que estoy lejos, amorosa vidente,

te busco y te descubro mezclado en cualquier mar.
 

Trabajos relacionados:

El mapa de Carmen Serrano en Baracoa (+ Podcast + Video)

Canto de amor a Baracoa (+ Podcast)

En Baracoa está mi vida

Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos discriminatorios, denigrantes, ofensivos, difamatorios o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

No se publicarán comentarios extensos. Recomendamos brevedad y precisión en sus opiniones.

No se publicarán comentarios con enlaces a otros sitios, excepto cuando sean sitios cubanos o de fuentes oficiales cubanas.

No se publicarán comentarios fuera de contexto y que no tengan relación expresa con el artículo o tema abordado.