Desde la comunidad, hacemos Cuba

  Desde la comunidad, hacemos Cuba

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (X)

14/03/2012 19:02 Lic. Darsai Cardero Leyva webbaracoa@cmdx.icrt.cu 1124
Votos: (0)
La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí!

Sobre el siempre polémico y controversial tema de la homosexualidad investiga el Licenciado Darsai Cardero Leyva, profesor de la Especialidad Psicología Social en la Filial de Ciencias Médicas de Baracoa. Su objetivo es recopilar y analizar el mayor número de teorías que se han elaborado hasta el momento y conocer los mitos que traen arraigados las conductas de estas personas, abordándolo desde una perspectiva flexible, abierta y estrechamente vinculada con la función del psicólogo clínico.

 

Psiquis y homosexualidad

La homofobía

Weinberg, en 1973, acuñó la palabra "homofobia" y la definió como un miedo irracional de la homosexualidad de otra persona y el temor de tener deseos homosexuales en uno mismo. La actitud homofóbica es mantenida a través de los mitos que prevalecen en la sociedad. Esta actitud de desprecio, de estigmatizar y ridiculizar conductas y sentimientos no heterosexuales también se conoce como "heterosexismo".

Uno de los mejores ejemplos de homofobia ocurrió cuando el reverendo Jerry Faldwell, en la década de los 80, comentó que el SIDA era nada menos que el Juicio de Dios contra la homosexualidad, dado que en ese entonces los hombres homosexuales eran las víctimas de esta enfermedad. Hoy día, como hemos visto, el HIV no pregunta la orientación sexual de sus víctimas y miles de personas heterosexuales están contrayendo la enfermedad.

Faldwell volvió a manifestar su homofobia cuando "culpó" a las personas con agendas pro gay y lesbianas por haber causado que "Dios" retirara su protección de los Estados Unidos,haciéndo posible así a los terroristas causar la destrucción del 11 de septiembre del 2001 (aunque al día siguiente él indicó "arrepentimiento" de haber hecho tal sugerencia).

Se pudiera escribir un libro entero sobre las ridículas ideas que han nacido de la unión entre el fanatismo religioso y la homofobia. La homofobia se manifiesta en muchas formas: expectativas negativas morales de alguien que es gay o lesbiana, creencias en mitos populares que desprecian o adjudican baja moral a personas gays o lesbianas y que implican alguna forma de anormalidad o trauma ("a ella -o a él-, lo único que le hace falta es encontrar a un buen macho -o una buena hembra-") entre otras manifestaciones de homofobia.

Algunas variables han sido relacionadas a la homofobia. Entre ellas, el género de la persona: los hombres son más homofóbicos que mujeres (y dentro de esta variable, el hombre es más homofóbico de un hombre gay que de una lesbiana, y viceversa en las mujeres homofóbicas).

Impacto de la homofobia

El heterosexismo con los mitos, estereotipos y expectativas negativas asociadas a él, puede producir sentimientos de culpabilidad, baja autoestima y temor por la seguridad personal en las personas no heterosexuales.

El vivir constantemente con ese estrés eventualmente tiene efectos negativos de salud y de ajuste social en las personas. Los obstáculos añadidos a la vida de personas gays y lesbianas reducen la posibilidad de realizar el potencial humano que tienen. En casos extremos, hasta puede costarle la vida a la persona. La tasa de suicidios en adolescentes gays y lesbianas, son casi 7 veces más altas que en adolescentes heterosexuales y en gran parte es debido al rechazo social y familiar que tienen que enfrentar los y las jóvenes de orientación homo erótica.

En las personas heterosexuales la homofobia tiene varios efectos negativos. Uno es por temer demostrar cualquier conducta que se pueda interpretar como de tendencias "homosexuales" (ejemplo el hombre disfrutar de la estimulación a sus tetillas o del ano durante un acto sexual) y por tanto tienen una vida sexual bastante cohibida. Amigos y familiares pueden que eviten demostraciones físicas de afecto por temor a ser vistos como homosexuales; mujeres pueden que eviten tomar posiciones pro mujer por temor de ser vistas como lesbianas.

Las actitudes homo fóbicas son afectadas por la educación (la reducen),  especialmente la educación sexual. También son reducidas por contacto social a nivel de amistades con personas gays y lesbianas.

Enfermedad mental

Varios estudios indican que cuando muestras de homosexuales y de heterosexuales, apareadas por edad y nivel de educación, son comparadas por expertos en trastornos mentales, no se pueden notar diferencias de salud mental y ajuste psicológico entre los dos grupos.

Fueron los resultados de todos estos estudios lo que causaron que la Asociación Americana de Psiquiatría removiera la homosexualidad del listado de "trastornos mentales". Hoy día lo que se considera un problema psicológico es el no aceptar su propia identidad homosexual (trastorno de orientación ego-distónica). Este mito es bien persistente a nivel social.

Estilos de vida en la cultura gay y lesbiana

El estilo de vida de las personas gays y lesbianas está influenciado tremendamente por la decisión de "salir del closet" (dejar saber su orientación sexual) o no. Esta decisión generalmente envuelve tres pasos: Reconocimiento propio, aceptación de uno / una mismo / misma y auto desglose a otras personas.

No todas las personas que son gay o lesbiana reconocen a sí mismas su orientación homosexual. Esto, en el modelo de Freud, se puede entender como una represión de la identidad erótica debido a la ansiedad que produce el auto asignarse una etiqueta que en la sociedad es vista altamente negativa. Por otro lado, los mitos prevalentes confunden a la persona pues él o ella no se ve a sí mismo como encuadernando el mito mientras que al mismo tiempo la sociedad no provee modelos "normales" de personas gay o lesbianas.

La presencia del heterosexismo en la sociedad causa que la persona trate de vivir una vida heterosexual y hasta llegue al punto de contraer matrimonio (un tercio de las lesbianas y una quinta parte de los hombres gays se casan, según Bell y Weinberg en 1978). A la vez que la persona reconoce su orientación erótica homosexual, ésta tiene que resolver su propia homofobia que ha sido internalizada de la cultura.

Autoaceptación

El proceso de lograr aceptar una etiqueta, negativa a la sociedad, se relaciona a producir estados depresivos. Esta situación se exagera por la relativa falta de apoyo social. El joven gay o la joven lesbiana pertenecen a un grupo minoritario que es objeto de odio y desprecio a niveles amplios de la sociedad. Pero no igual a otras minorías, debido a que en su propio hogar, el joven o la joven sigue siendo una minoría detestada.

En otras palabras, muchas familias no sirven la función de grupos de apoyo a estos jóvenes gays y lesbianas y peor aún, hasta son una fuente de amenaza personal para ellos y ellas. El resultado es estrés continuo, depresión severa (como mencionado anteriormente, la tasa de suicidio en adolescentes gays y lesbianas es siete veces más que en adolescentes heterosexuales).

Según los textos de sexualidad, a veces es suficiente que la persona encuentre por lo menos una persona que lo / la acepte para que la persona logre rechazar la homofobia internalizada y logre formar una identidad erótica positiva y rechazar la negatividad proveniente de la sociedad.

Autodesglose (self-disclosure)

Salir o no salir del "closet" es una decisión muy compleja. Algunas personas piensan que el ocultar su orientación erótica le evita ser blanco del odio y desprecio de algunos de la sociedad.

Otras personas reconocen que el ocultar su orientación erótica limita la formación de vínculos de intimidad emocional (ejemplo amistades fuertes) debido a que esto representa un acto deshonesto. Además, el ocultar su orientación erótica hace a la persona blanco de amenazas de revelación pública. Situaciones como el estar casado o casada y con hijos puede complicar el proceso de salir del closet.

Datos del autor

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (I)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (II)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (III)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (IV)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (V)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (VI)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (VII)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (VIII)

Mitos y realidades de la homosexualidad en el siglo XXI (IX)

Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos denigrantes, ofensivos, difamatorios, fuera de contexto o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Recomendamos brevedad en sus opiniones.

Audio en Tiempo Real