Salario, productividad y dilema

11/07/2018 03:32 Pablo Gomero Machado gomero@cmdx.icrt.cu 367
Votos: (5)
Imagen ilustrativa de la relación salario-productividad Foto: Internet
Imagen ilustrativa de la relación salario-productividad Foto: Internet

Los caminos a la celebración del 21 Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba han traído, entre otras, la justa queja sobre los salarios en el país, un válido reclamo en los sectores obreros desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí.

En este espinoso tema hay una realidad: cuando no se generan riquezas es imposible repartir ganancias, una lógica básica para cualquier economía, pero aún no clara para muchos.

El dilema de si el salario debe colocarse por delante de la productividad se parece al clásico cuento de la gallina y el huevo, porque también elevar la eficiencia laboral requiere de mayor esfuerzo y de erradicar severos males como el ausentismo, el desaprovechamiento de la jornada laboral y la dichosa frasecita de que "el Estado hace que me paga y yo hago como que trabajo" para mostrar falta de motivación.

Es un ciclo vicioso difícil de romper, sobre todo por padecimientos crónicos durante años en la economía nacional: debilidades estructurales, problemas de planificación, falta de previsión y de aseguramiento de insumos capaces de permitir una producción continua, más las demoras de llegada de materias primas importadas, entre otros.

Para responder al reclamo de los ingresos de los trabajadores en esta compleja circunstancia, agravada por el bloqueo de los Estados Unidos contra la mayor de las Antillas, no hay mejor fórmula que la creación de riquezas.

Tengamos en cuenta que no se puede distribuir lo que no se produce, que el aumento de los salarios debe tener respaldo en bienes y servicios, y cuando ese vínculo se altera se produce la inflación.

Con la elevación del nivel general de los precios aumentaría por encima de lo necesario la cantidad de dinero en circulación, causando pérdida de su valor adquisitivo, pues   incrementar la demanda general de los bienes, sin que el sector productivo y de servicios pueda socorrer los pedidos, harían aumentar los precios.

Por eso sería prudente entender que a mayor eficiencia laboral, mejor salario. Solo la efectividad, el aprovechamiento de las oportunidades, la creatividad en la solución de los problemas y la innovación podrán asegurar una ruta directa al  aumento de las entradas monetarias al bolsillo del cubano.

Entonces, debe ser la productividad la que inspire crecimientos salariales, aunque siempre bajo una real filosofía redistributiva, en la que prime la motivación y el estímulo a la eficiencia en el trabajo.

  

  • Guama

    Cesar, estas cancion  te viene como anillo al dedo Clck

    2018-08-02 15:05:32
    Responder
  • Guama
    Para que no me censuren mas, aqui les dejo que hay escrito ya en el anteproyecto de la Consitucion;
    "—El anteproyecto define al Estado cubano como "socialista de derecho, democrático, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos", que tiene entre sus objetivos esenciales el "disfrute de la libertad política". Asi que si crees que mis comentarios son contrarios a los tuyos ahi tienes la respuesta.
    Les guste o no les guste.
    2018-07-16 18:27:08
    Responder
  • Guama

    Respuesta a :

    César
    Acaso no perjudica a la revolución un proyecto que exige 5%, 10% o más de materiales y otros gastos por encima de lo necesario solo para que el inversionista tenga que pagar más al proyectista. Esa no puede ser la vía para que los arquitectos formen sus salarios.
     
    Sabes, Cesar el arquitecto, y el proyectista tienen mejor vision que tu, ellos toman esas salvaguardas porque como hay tanta necesidad de vivienda en la isla, y tantos cacos que meten la mano, incluyendo ese 5-10% se aseguran que la obra quede con algo de calidad.
    Para criticar hay que saber como se funciona en Cuba, y no perjudica a la revolucion todo lo contrario solucionan dos problemas de esa forma.
    Espero que la respuesta satisfaga tu inquietud " Revolucionaria".
    2018-07-16 17:15:05
    Responder
  • Guama

    maikel,
    Los custodios de la libreria, es cierto que no hacen falta, pues hasta el Apostol lo dijo " Robar un libro, no es robar', claro que no hay que robarlos, sino sacarlo prestado por cierto tiempo y devolverlo, pero tampoco hacen falta las camaras, eso son vicios imperialistas que tren otros mal gastos.

    2018-07-13 16:03:59
    Responder
  • Guama
    Buenos dias César;
    "El incremento del salario de los proyectistas -además de presionar la inflación al alza- dificulta el logro de la eficiencia porque alarga la recuperación de la inversión productiva. Bien mirado, es una forma de contrarrevolución. "
    Chico!, porque calificar de contrarevolucion  a la lucha por otener mejor salario? Te preguntaria, has alguna ves hecho un proyecto en blanco y negro? Sabes todo lo que hay que tener en cuenta por parte del proyectista y por cuantas manos tiene que pasar un proyecto?  El contrarevolucionario no es el proyectista, sino la direccion que no sometio el proyecto a subasta, y busco mejor precio.  Cuando el Estado somete a subasta un proyecto existe la competencia, y los proyectistas  de todas las provincias pueden participar y aportar incluso hasta mejores soluciones.
    2018-07-13 07:20:09
    Responder
    • César
      Acaso no perjudica a la revolución un proyecto que exige 5%, 10% o más de materiales y otros gastos por encima de lo necesario solo para que el inversionista tenga que pagar más al proyectista. Esa no puede ser la vía para que los arquitectos formen sus salarios.
      2018-07-14 17:16:56
      Responder
  • maikel

    la verdad que hay algunos trabajos que no estoy seguros que hacen falta ,ejemplo : los custodios de la libreria que estâ cerca de la panaderia especial en calle martî.serâ mejor una inversion en sistemas de câmaras que hoy en dia no son caras y asi se eliminan muchos puestos de trabajos ,que no es ese le objetvo pero va contra el aumento de salario para otros .en realidad ese tema del salario es un tunel sin salida ,y sobre todo cuando la gente quieren mas y mas ,finalmente mientras mas pedimos mas somos esclavos de ese papel ( dinero )

     
     
    2018-07-11 17:11:16
    Responder
  • ESTEBAN

    Excelente artículo, la eficiencia económica es directamente proporcional a la productividad del trabajo y al índice de gastos por peso de ingresos, eficiencia y eficacia en la gestión empresarial, llevan un sin nùmero de aseguramientos; sin estas cosas, seguiremos nadando en la orilla por mucho tiempo o escribiendo o diciendo cosas que no se cumplirán. Tiene razón el redactor, es como quién nació primero si la gallina o el huevo o por dónde le entra el agua al coco para atemperarlo más a lo baracoano...laberintos ???. Felicidades periodista por su acertado artículo.

    2018-07-11 16:21:01
    Responder
  • César
    Coincido con lo dicho. La eficiencia del trabajo es la clave; debe incrementarse la eficiencia del trabajo, que este rinda más, que se amplíe la diferencia entre los valores insumidos y los valores resultantes de toda actividad productiva o de servicios. Pero eso no será posible si no se revisan a fondo los métodos de medición del trabajo realizado, algunos de los cuales son absurdos. Pongo por ejemplo el valor de los proyectos técnico-ejecutivos para las inversiones: las entidades proyectistas, por el servicio de diseñar una obra, cobran un porciento del valor de la inversión, cifra que no necesariamente coincide con el gasto de trabajo incurrido en el proceso de elaboración de la documentación técnica. Esto induce a los proyectistas a "inflar" los proyectos para cobrar más a las entidades proyectistas, lo cual justifican de muchas maneras diferentes. El gasto material en insumos constructivos -en un país donde el ahorro constituye una necesidad imperiosa- se va a las nubes, mientras un verdadero río de dinero fluye hacia actividades colaterales que no aportan valor. Escojamos cualquier obra actualmente en ejecución en Baracoa, la Fábrica de Helados de Mabujabo, echemos un vistazo al proyecto y se verá que es cierto lo que digo. El incremento del salario de los proyectistas -además de presionar la inflación al alza- dificulta el logro de la eficiencia porque alarga la recuperación de la inversión productiva. Bien mirado, es una forma de contrarrevolución.
    2018-07-11 10:05:31
    Responder
  • Guama
    Mejor no comento!
    2018-07-11 09:24:34
    Responder
Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos denigrantes, ofensivos, difamatorios, fuera de contexto o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Recomendamos brevedad en sus opiniones.