Baracoa, Matthew y el laberinto de las viviendas

07/07/2018 14:06 Richard López Castellanos richard@cmdx.icrt.cu 421
Votos: (3)
Mayelín Frómeta Alayo, directora de Planificación Física en Baracoa  Foto: Miguel Ángel Sánchez Pineda
Mayelín Frómeta Alayo, directora de Planificación Física en Baracoa Foto: Miguel Ángel Sánchez Pineda

A casi dos años del paso del huracán Matthew por Baracoa, la situación de los damnificados que necesitan mejorar su vivienda, construir una nueva o cambiarla de lugar es para la mayoría un dolor de cabeza.

Cuando estamos en plena temporada ciclónica en Cuba, RadioBaracoa fue hasta la dirección del Instituto de Planificación Física (IPF) en este municipio para conocer qué hizo y hace el personal de esa institución en pos de solucionar el citado problema. Mayelín Frómeta Alayo, directora del IPF aquí, dio respuesta.

¿Cuándo intervino la dirección del IPF como parte enrolada en lo posterior a Matthew?

"En cuanto pasó Matthew nosotros hicimos, de conjunto con la Dirección Municipal de la de Vivienda, un levantamiento no solo de los derrumbes totales de las personas naturales y las instalaciones jurídicas.

Actuamos a partir de información emitida por técnicos que visitaron los hogares y de reportes desde las zonas de defensa, para certificar cada uno de los derrumbes totales, determinar si las familias podían permanecer o no donde vivían y en caso de que sí, legitimar que  pudieran habitar en condiciones de facilidades temporales, que no significaba que pudieran construir sus casas en el mismo lugar".

¿Qué responsabilidad tienen ustedes con los afectados por el ciclón?

"Al IPF le ha correspondido elaborar la documentación técnica para la construcción de viviendas. Con quienes no pueden hacer su casa donde mismo estaba estamos en la obligación de prepararles  expedientes para que soliciten terrenos. Tenemos que identificar las áreas por Consejos Populares y luego contar con el visto bueno de la Agricultura para que desagregue la tierra pedida; por lo regular los terrenos en los que se pretende erigir casas son patrimonio de la Agricultura".

¿Cómo ha reaccionado la dirección del sector agrícola ante el pedido de sus tierras?

"Todo lo solicitado ha sido cedido por el delegado de la Agricultura en Guantánamo, la única persona facultada para ceder un área con el fin de levantar viviendas en el patrimonio agrícola.

Hemos identificado un buen número de áreas destinadas a la construcción de edificios multifamiliares biplantas o triplantas. La Dirección Municipal de la Vivienda vela por la inversión de las obras, y si solicita las documentaciones técnicas el IPF las emite y da los permisos para que se inicien las construcciones".

Es llamativo que después de esa sucesión de pasos, algunas de las obras dadas como concluidas no sean habitables.

"A nosotros nos corresponde declarar los inmuebles como habitables. Pero existe la paradoja de que a veces no podemos emitir los certificados de habitables porque los constructores no han cumplido con todas las medidas técnicas que deben tener los edificios en relación con el sistema de tratamiento de residuales y la seguridad para que no se produzcan filtraciones".

Mientras los constructores no hacen lo que deben hacer, son los damnificados los que más padecen las consecuencias. 

"Es bueno que la población conozca que el Consejo de la Administración chequea de forma constante las soluciones de los  constructores a los defectos en algunos edificios terminados o en viviendas que no cuentan con el certificado de habitable. Hay un cronograma de trabajo para, según se solucionen los problemas técnicos, se emita el certificado de habitable".

Sobre todo en los primeros meses posteriores al citado evento meteorológico, algunos pobladores decían que nadie de la dirección del IPF en Baracoa había certificado la afectación de sus viviendas como derrumbes totales. ¿Cómo se respondió a esa queja?

"Debo precisar que los especialistas y técnicos de planificación física no salieron a cazar los derrumbes totales, sino a realizar su labor a partir de una certificación, un listado emitido por la Dirección Municipal de la Vivienda y avalado por el presidente de cada Zona de Defensa, con el registro del tipo de afectación sufrida por los damnificados.

Después de esa certificación aparecieron familias que pensaron que su caso debía ser registrado como derrumbe total, y se quejaron de que el personal del IPF no lo había hecho. Si no lo hicimos fue porque el técnico de la vivienda al que correspondía dictaminar el tipo de afectación sufrido por una familia, no la había reportado como derrumbe total.

También en ese proceso encontramos casos que no eran derrumbes totales y se habían dado como tal". 

En algunos dictámenes se decidió que a las familias había que reubicarlas. Sin embargo, es poco lo hecho al respecto.

"Cuando pasó el huracán las autoridades del municipio nos dijeron que teníamos que buscar para dónde iba la gente. Lo único que tenemos es Caguasey, dijimos, en referencia a un barrio del Consejo Popular La Playa-Turey sobre el que existía mucha incertidumbre, sobre todo porque se puede inundar por falta de drenaje y hay bajo voltaje.

Allí reubicamos a muchas personas de casi todos los Consejos Populares. Ahora hay esperanza de que se intervenga en el barrio, por indicaciones del sistema nacional de planificación física y de la presidenta del Gobierno en Guantánamo. Un plan parcial de urbanización involucra a organismos prestadores de servicios como la Empresa Eléctrica, Acueductos y Alcantarillados; hay que trazar vías, aceras".

¿En qué momento podría transformarse Caguasey?

"Esperamos a que la Dirección Municipal de la Vivienda ponga el presupuesto para ello. En esa zona hay entre 200 y 220 viviendas, la mayoría facilidades temporales, algunas construidas ilegalmente por oportunistas que deberán regresar a donde salieron cuando comience el proceso de reordenamiento.

Hay más violaciones, como el cercado de una gran parte de terreno, lo que limitaría el espacio para erigir muchas más viviendas destinadas a otros afectados. Las cosas no pueden quedarse así, por ley y porque no podemos darnos el lujo de desaprovechar el muy limitado espacio que tenemos".

¿Qué respuesta se ha dado a quienes solicitan un terreno para hacer su casa?

"Esa solicitud la pueden hacer familias con derrumbes totales de sus casas, que no pueden permanecer donde tenían sus viviendas, como consecuencia o no de Matthew. En el 2017 se hicieron 545 solicitudes; este año se han hecho 427. El IPF y los puestos de dirección de las Zonas de Defensa hemos identificado así 492 casos necesitados de reubicación en todo el municipio, y los trámites no pueden quedar fuera de término.

Hoy no tenemos espacios disponibles para otorgar, buscamos la mínima parcela que pueda aparecer para inscribirla y otorgarla. De hecho, hay personas de la ciudad que tendrían que ir a vivir al campo".

¿Qué otras perspectivas existen para edificar lo mismo en la ciudad que en el campo viviendas destinadas a damnificados del huracán del 2016?

"En la zona de Yumurí se construirá después del puente en dirección a Maisí; en Barigua y Mata-Guandao la Agricultura liberó un área bastante extensa en la subida hacia El Rincón. En Jamal se había cedido un área que solo dio para 15 parcelas, y como hay que reubicar por terreno a 43 familias tenemos reservado un espacio amplio alrededor de lo que era el Politécnico de La Alegría para la construcción de viviendas biplantas o independientes.

En Mosquitero se identificaron áreas para soluciones individuales; en Sabanilla está el asentamiento que se edifica en Paso de Cuba y en Los Hoyos de Sabanilla se cuenta con tres parcelas en área de la antigua vaquería del lugar, ya liberado para levantar edificios que beneficien a personas de la localidad y de otras partes del municipio.

Mientras tanto en Mabujabo, donde ahora hay bosque, habrá edificios FORSA y además casas de tipología 4 para familias que se encuentran en el Centro de Asistidos de la zona, a las cuales se les hizo una declaración jurada y aceptaron ayudar al Estado en la ejecución de las moradas.

Zonas de campo del resto de los Consejos Populares permitirán hallar soluciones individuales porque hay más espacio. También proponemos que unos pocos locales hoy con asistidos sean adaptados para  viviendas.

Según los organismos dueños de los inmuebles los cedan, nosotros procederemos con las documentaciones legales para seguir con la solución a los problemas".

¿Y en cuanto a las perspectivas en la ciudad?

Cabacú tiene espacio para que se hagan entre 70 y 76 edificios FORSA en la zona del organopónico de allí. Es un plan tentativo, a largo plazo, que beneficiaría a la mayoría de los afectados de la ciudad.

En La Trochita hay otro espacio; para el Van Van proponemos cuatro edificios FORSA; en La Pasada, detrás del centro de CUPET se construye una biplanta para los propietarios de un espacio y otra familia; en El Turey se ejecuta un edificio y se pretende la construcción de otro; y en general en el Consejo Popular Playa-Turey hay algunos espacios que son propiedad de personas naturales dispuestas a aportar su terreno para que se pueda construir, beneficiándose ellos y otros núcleos familiares".

Según esos datos, el mayor crecimiento de la ciudad sería en Cabacú. ¿Es también ese el mejor lugar posible?

"No a corto plazo. Ahora mismo hay una propuesta de traslado del barrio Patricio Lumumba y el Reparto Camilo Cienfuegos hacia la meseta del Paraíso, sitio en el que se deberán construir 25 edificios hoy en proyecto como respuesta al Plan General de Ordenamiento Urbano de la Ciudad de Baracoa 

Se prevé iniciar el primero de los edificios este año. Es un plan de edificación para varias partes del territorio hasta el año 2030, que responde a la Tarea Vida y fue aprobado en la asamblea del Gobierno en febrero pasado.

¿De qué depende el tipo de construcción que se autoriza a las familias, y por qué está de moda la tipología FORSA para la construcción de edificios?

"La idea es que se construya acorde con las políticas aprobadas. Pueden ser viviendas de tipología 4, (bloque, madera y cubierta ligera, con la inclusión de un núcleo rígido, es decir, una parte de hormigón para que las familias puedan refugiarse con seguridad en ocasiones de eventos meteorológicos); o bloque y cubierta ligera; de  tipología uno (bloque y cubierta pesada, de placa); Sandino (columnas y lozas fundidas, cubierta ligera o pesada), según los recursos de los que disponga el Estado.

La tipología FORSA ofrece la ventaja de acelerar una construcción, se montan moldes y en tres meses se tiene un edificio".

A propósito del compromiso en las construcciones, ¿cuál debe ser el del Estado, y cuál el de los afectados?

"Se pretende que por la vía estatal se construya para el 30 por ciento de los afectados, y por esfuerzo propio para el 70 por ciento a través de subsidios, bonificaciones y créditos".

¿En qué lugar son aún más notables las secuelas del huracán Matthew?

"En la comunidad de Palma Clara, que fue casi devastada por el huracán. Por eso le facilitamos los trámites a los pobladores de allí, yendo a la propia comunidad a identificar cuáles familias necesitan terrenos en ese lugar, cuáles requieren microlocalización y cuáles propietarios pueden hacer la documentación lo más rápido posible.

Se trata de un trabajo unido a la Oficina Municipal del Arquitecto de la Comunidad, que actúa  como organismo de consulta, y a su vez con la Dirección Municipal de la Vivienda y con la Empresa de Comercio y la Gastronomía, porque muchas personas han sido subsidiados, paquetizados, se les lleva recursos hasta donde viven para evitarles trámites".

¿Qué eficacia usted cree ha tenido la respuesta desde la dirección de Planificación Física en Baracoa? 

"Creo que la respuesta está en consonancia con la realidad. A lo mejor la población piensa que no somos tan rápidos como debiéramos ser, pero no podemos desesperarnos y querer solucionar un problema creando otro, prometer algo que no va a resolver.

Sin pretensiones de justificar, digo que ha habido una explosión en la solicitud de documentaciones  y aún trabajamos en situaciones anormales. El trabajo individual de los técnicos de la oficina de trámite ha aumentado de 10 trámites por mes a 139, presentamos muchos problemas con la licencia de construcción, a veces se revisan los proyectos y hay que devolverlos para la Oficina del Arquitecto de la Comunidad porque que se rectifiquen.

En ocasiones hay problemas en las regulaciones que elaboran los técnicos. Tenemos organismos de consulta para la licencia de construcción en obras nuevas, que necesitan el visto bueno de Dirección de Higiene y Epidemiología y de la Organización Básica Eléctrica. Si las consultas no están en el término que requiere la ley para emitir la licencia , se  retrasa un proceso.

Estamos aplicando el silencio administrativo como establece el Decreto 327 del proceso inversionista, según el cual los organismos de consulta tienen un período de hasta 20 días para emitir una consulta sobre un proyecto, y si en ese período no lo hacen, emitimos un acta donde se responsabiliza a un organismo y se le comunica que de existir cualquier problema se le hace responsable de lo que suceda.

También atrasa el escaso suministro de materiales de oficina, las condiciones para trabajar y la morosidad de algunos de nuestros trabajadores  en las soluciones".

¿Para cuándo se cree que deben estar resueltos los problemas de vivienda de los damnificados de Matthew?

"La recuperación de Baracoa ligada a Matthew concluye con la solución para todos los derrumbes totales, y eso alcanza hasta el 2021".

  • César
    ¿Está bien que una persona o familia espere hasta el 2021 para acceder a condiciones aceptables de vivienda? Si alguien en el sistema de la vivienda cree eso, el sistema en sí tiene algo muy mal dentro.
    2018-07-14 17:09:51
    Responder
  • ESTEBAN

    Sería muy bueno que para terminar el tema, tocara con la mano la situación de las familias que fueron dañadas por eventos meteorológicos que nada tienen que ver con Matthew, destaparía una caja de pandora. Lléguese a la Dirección Municipal de la Vivienda, allí deben tener el levantamiento de la situación real del fondo habitacional a que me refiero y aunque no disponga de transporte, CMDX y esta entidad están relativamente cerca, no podrá trasldarse a ver los inmuebles de los afectados ni los entrevistará, pero porcentualmente puede tener una idea de como anda el tema; luego decide si llega hasta el final. Gracias.

    2018-07-11 16:27:25
    Responder
  • Mileidy romero

    Bueno yo se que tengo mis tíos en el Jamal y ay uno que esta enfermo tiene cáncer en la piel el ciclon le desbarató la casa eso da lastima y no le an dado nada mi tío se yama Lamberto ochoa Martínez y vive al lado del puente del policlinico del Jamal eso da lastima en las condizione en que vive y no lo an ayudado vayan por aya y vendrán 

    2018-07-09 15:35:21
    Responder
    • Editor RadioBaracoa

      Es cierto que la intención no se iguala a los hechos. Ojalá algún día todos los afectados queden satisfechos con la atención que se les haya dado. Y ojalá también, por cuestiones de disponibilidad de transporte, los periodistas pudiéramos llegar a muchos  lugares de Baracoa que parecen esperar por nosotros.

      2018-07-09 16:00:07
      Responder
  • ESTEBAN

    Hasta el año 2021 están programadas las soluciones de los damnifiados por Matthew y los damnificados de eventos meteorológicos anteriores, qué pasa con ellos ???.

    2018-07-09 11:17:19
    Responder
    • Editor RadioBaracoa

      Es interesante y justa su pregunta. Esperemos que podamos responderla en algún trabajo periodístico.

      2018-07-09 16:04:13
      Responder
  • ESTEBAN

    Buen artículo, pero se aprecia insuficiencia en la gestión por parte de la Oficina Municipal de Planificación Física, las respuestas de la directora, llenas de tecnicismo, ambíguas, se hace responsable y a la vez involucra a la Vivienda Municipal y al Consejo de la Administración para dejar en tierra de nadie a los responsables, sus respuestas no conducen a soluciones definitivas e inmediatas a los damnificados que ya llevan dos años en condiciones de precariedad. Conozco una familia en la calle Mangos de Baraguá entre Coliseo y Peralejo, que le otorgaron un subsidio, le han dado bloques, tejas de fibrocemento pero el cemento nunca llega y como este caso, deduzco hay unos cuantos. Hasta cuándo la morosidad en la gestión por parte de los organismos involucrados. Pobre gente que piensan como vivir porque no pueden vivir como piensan.

    2018-07-09 11:15:48
    Responder
  • maikel

    buenos datos e informaciones nos han ofrecido en est aentrevista .gracias por compartila .

    2018-07-07 15:15:00
    Responder
Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos denigrantes, ofensivos, difamatorios, fuera de contexto o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Recomendamos brevedad en sus opiniones.