Y fue capitán, y es

27/04/2018 08:03 Galina Arcia Laffita laffita@cmdx.icrt.cu 133
Votos: (2)
Lázaro Peña González Foto: Internet
Lázaro Peña González Foto: Internet

El 29 de mayo de 1911 hubo alegría en el hogar de Evaristo y Antonia, los padres de un robusto niño al que llamaron Lázaro, y que con el decursar de los años se erigiría en paradigma de la clase obrera cubana, en su Capitán, como dijera, el líder histórico de la Revolución Fidel Castro Ruz.

La niñez de Lázaro Peña González fue triste, como la de todo infante pobre y negro en tiempos de la pseudorrepública. A los 10 años quedó huérfano de padre y pronto tuvo que abandonar la escuela para ayudar a la madre a mantener a sus hermanos.

Fue aprendiz de diversos oficios, entre ellos tabaquero en la fábrica El Crédito, donde a los 15 años se hizo operario. Allí ocasionalmente fue lector de galera.

La dura vida como proletario comenzó a revelarle la injusticia del régimen capitalista. Nacieron sus primeras rebeldías. Organizó protestas contra los bajos salarios, fue expulsado de la fábrica y en otra corrió igual suerte.

Con solo 18 años ingresó a las filas clandestinas del primer Partido marxista de Cuba y en 1933 fue elegido miembro de su Comité Central.

Por sus cualidades como líder obrero sobresalió además en la arena internacional, en tanto contribuyó a crear la Confederación de Trabajadores de América Latina y al constituirse en 1945 la Federación Sindical Mundial estuvo entre sus fundadores, ocupó cargos hasta el de vicepresidente y lo mantenía al morir.

Es por eso que evocar su vida es incursionar en la historia del movimiento obrero cubano, y también en la de los obreros y sindicalistas del orbe.

Los hechos y quienes le conocieron atestiguan que no supo de la claudicación a pesar de sufrir encarcelamientos, persecuciones, torturas y hasta amenazas de muerte.

Luego del triunfo de la Revolución cubana su entrega a la causa sindical cobró otra esencia, la que a 44 años de su muerte aún vive.

Así trasciende nuestro Capitán de la clase obrera.

Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos denigrantes, ofensivos, difamatorios, fuera de contexto o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Recomendamos brevedad en sus opiniones.

Audio en Tiempo Real