Reactivan en Baracoa sistema de drenaje para aumentar producción cacaotera

21/08/2017 07:16 Jorge Luis Merencio Cautín | internet@granma.cu 316
Votos: (3)
Canalización de áreas que se incorporan al desarrollo del cacao en la UBPC Patricio Sierralta. Foto: Jorge Luis Merencio Cautín
Canalización de áreas que se incorporan al desarrollo del cacao en la UBPC Patricio Sierralta. Foto: Jorge Luis Merencio Cautín

El anhelo de los productores de cacao baracoenses de reactivar el sistema de drenaje que existiera allí hace alrededor de 30 años, comenzó a concretarse con la apertura de los primeros canales en la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) Patricio Sierralta, en la zona de Sabanilla.  

La asignación por el país a la Empresa Agroforestal y Coco de una brigada integrada por cuatro retroexcavadoras, tres camiones de volteo, buldócer y taller móvil, posibilitó iniciar los trabajos, al término de los cuales deben quedar favorecidas más de 1 000 hectáreas, 707 de ellas en la cuenca Mata-Mosquitero, 250 en la Jamal-San Luis y 126 en Sabanilla.

Beneficiar esa cantidad de hectáreas requiere la apertura o rehabilitación de 61,3 kilómetros de canales, entre primarios, secundarios y terciarios, la construcción de algunas obras de fábrica como alcantarillas y exclusas, además de la rectificación de tramos de ríos y arroyos hasta su desembocadura, informó a Granma William Roble Foster, especialista de la Empresa Nacional de Proyectos Agropecuarios (ENPA) en la provincia, encargado a pie de obra de que la tarea se realice como está concebida.

«El hecho de estar día a día a pie de obra, junto al constructor, facilita solucionar con inmediatez cualquier problema que se presente en la ejecución del proyecto», expresa el joven ingeniero agrónomo.

Razón del drenaje

Un por ciento significativo de los cacaotales baracoenses está ubicado en zonas bajas, de frecuente inundación y mal drenaje, lo que provoca el exceso de humedad en el suelo, causa de muerte de no pocas plantaciones o del descenso en su rendimiento por el azote de enfermedades como la Phytophthora Palmivora.

El drenaje, entonces, facilitará la evacuación de las aguas, evitará el daño a las plantas por las mencionadas causas y favorecerá los rendimientos y la producción. También propiciará la incorporación de nuevas áreas cacaoteras, como las que ahora se transfieren de la ganadería en la UBPC Patricio Sierralta, y el beneficio a otros renglones como el coco y el plátano, que conviven con el cacao o se desarrollan en áreas aledañas.

Alexis Toirac Perera, director de la Empresa Agroforestal y Coco, puntualizó que, parejo con el drenaje, las formas productivas y la propia brigada que ejecuta el drenaje desarrollan medidas de conservación y mejoramiento del suelo como la construcción de tranques y barreras vivas y muertas, rectificación de cárcavas y aplicación de humus de lombriz y compost.

A ellas, William Roble, el encargado del proyecto, suma otras no menos importantes que hay que fomentar, como la protección forestal de los parteaguas y caminos internos, construcción de cercas vivas perimetrales, siembra de frutales y de cobertura viva en diques, veredas y áreas transversales de los canales.

Para conservar el área específica de los canales se tiene previsto, además de las labores de mantenimiento, su protección mediante la siembra de cobertura viva con magnolia, cucaracha y otras pequeñas plantas, además del aumento de los taludes para evitar los derrumbes y el consecuente azolvamiento, argumenta el especialista.

Añade que también se concibe emplear el fango en descomposición extraído de las zanjas, una vez almacenado y secado, en la fertilización del suelo de las áreas que se canalizan.

Embullo de los productores

En el caso de la Patricio Sierralta la tierra resultante de la apertura de los canales se emplea en el llenado de bolsas en los viveros de café, cacao, coco y forestal, así como en la conformación de un dique de unos 1 600 metros de longitud, paralelo al río Sabanilla, con el propósito de impedir o al menos limitar el daño de sus crecidas a las plantaciones y a los canales que se abren.

En esta UBPC se realiza un drenaje parcelario con desagües espaciados entre 250 y 300 metros, y colectores que verterán las aguas al mencionado torrente.

Para Maximino Cabrera Nicot, presidente de la cooperativa, el sistema de drenaje iniciado por sus predios reviste una gran importancia, pues sus tierras, dedicadas sin buenos resultados a la ganadería, ahora se incorporan al programa de fomento del cacao, renglón de desarrollo promisorio en la zona.

«Los productores están embullados con el cacao, pues es un cultivo que aquí se da muy bien y ahora se paga decorosamente. Además es una tradición de Baracoa. Esperamos aprovechar la oportunidad que ahora se nos brinda de revertir los resultados de la UBPC y transformarla para bien», aprecia el ingeniero de 26 años.

El inicio de la construcción del sistema de drenaje del cacao constituye, de hecho, una de las acciones precoces y relevantes de los baracoenses para enfrentar los efectos negativos del cambio climático en el municipio, uno de los más azotados en Cuba por las inundaciones, provocadas por las crecidas frecuentes de sus numerosos y caudalosos ríos y las penetraciones del mar.

Fuente: Granma

Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos denigrantes, ofensivos, difamatorios, fuera de contexto o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Recomendamos brevedad en sus opiniones.

Audio en Tiempo Real