Aniversario 61 del Triunfo de la Revolución Cubana

  Aniversario 61 del Triunfo de la Revolución Cubana

Fiesta del nengón y el kiribá

26/02/2010 15:19 Arelis Alba Cobas arelisalba@cmdx.icrt.cu 1616
Votos: (0)

Las fiestas amenizadas por este ritmo duraban de tres a cinco días con sus noches. Comenzaban en la madrugada con el nengón y seguían con el kiribá hasta la salida del sol del siguiente día; y así de forma consecutiva pasando de un lugar a otro. El jolgorio se preparaba generalmente los fines de semana y se hacía en casa de varias “compadres” con sus familias.

En conjunto, había baile en pareja, consumo abundante de comida y bebida. Como menú se consumía macho asado en púa y en fricasé, arroz con gallina y arenque asado en papel craff; como bebida, se ingería vino, anís escarchado, cerveza y ron envasados en toneles.

La fiesta del nengón y el kiribá llegó a convertirse en una verdadera ceremonia marcada por sus singularidades. El representante de la familia debía quitarse el sombrero en el lugar de los festejos, sólo si el anfitrión lo recibía para colocarlo sobre la mesa o colgarlo detrás de la puerta, el visitante podía considerarse invitado. Los organizadores de la fiesta escogían el vestuario que llevaban las mujeres cada día. Se usaban vestidos largos y con mangas por debajo del codo; los hombres, trajes y guayaberas, aunque no era raro ver a algunos  con el machete envainado a la cintura. En medio del baile se arrojaban huevos perfumados, llamados así porque se vaciaban de su contenido para rellenarse con talco y perfume.

Como formas de baile, el kiribá y el nengón niegan el movimiento de caderas. Esta acción se consideraba exagerada, una falta de respeto que costaba un llamado de atención, o incluso podía sancionarse con la salida del baile. Los pasillos coreográficos del nengón recuerdan el movimiento de regar y apilar los granos en los secaderos en una región donde el café y el cacao se erigen como principales pilares económicos.

La interpretación del nengón y el kiribá demanda un formato musical particular, parecido al del son tradicional, con protagonismo del tres acompañado por marímbula, bongoes, guayo o güiro y maracas (Leer Instrumentos musicales del nengón y el kiribá).

En las fiestas donde se cantaba y bailaba kiribá y nengón también eran interpretados el changüí y la caringa, pero de forma valseada.

La tradición trajo ritmos, comida y bebida hasta el presente, pero modificados en duración y consumo, mucho más por carencias que por el deseo de quienes garantizan tan singular fiesta. Hoy el jolgorio va acompañado de la elaboración de algunos de los más de setenta platos típicos rescatados de la tradición culinaria baracoense, entre los cuales destacan el bacán, el frangollo, el pescado con leche de coco y el enchilado de cangrejo.

El grupo portador que mantiene vivo estos ritmos radica en la zona rural de El Güirito, comunidad situada a más de 12 kilómetros de la ciudad de Baracoa. Sus presentaciones se hacen como parte del Proyecto Músico-Danzario Kiribá-Nengón, atendido por la instructora Teresa Roché, quien junto a María Court, Luis Eliades Rodríguez y Orlando Piedra, fueron autores de la investigación emprendida en 1982 para demostrar que esa música aún existía en la Primera Villa de Cuba.

La composición del colectivo musical es garantizada básicamente por miembros de las familias Palmero-Romero, cuyas generaciones han tenido “partos” continuados de algunos de los músicos que han salvado una manifestación cultural de auténtica cubanía.

Las investigaciones apuntan a que el nengón y el kiribá son células primarias, raíces del son cubano. Por su relevancia para el patrimonio cultural de Cuba, en el 2004 el Proyecto Músico-Danzario Kiribá-Nengón fue merecedor del Premio Memoria Viva, del Centro de Investigación y Desarrollo para la Cultura Cubana “Juan Marinello”, y del Premio Nacional de Cultura Comunitaria.

Normas de publicación:

RadioBaracoa se reserva el derecho de publicación de los comentarios.

No se verán textos discriminatorios, denigrantes, ofensivos, difamatorios o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

No se publicarán comentarios extensos. Recomendamos brevedad y precisión en sus opiniones.

No se publicarán comentarios con enlaces a otros sitios, excepto cuando sean sitios cubanos o de fuentes oficiales cubanas.

No se publicarán comentarios fuera de contexto y que no tengan relación expresa con el artículo o tema abordado.

Audio en Tiempo Real